Pieza del mes de febrero de 2013
Francisco Antonio Zea
Colección de Historia

Sala Emancipación y República (1810-1830)
Segundo piso


Pieza del mes, febrero 2013


Constancio Franco Vargas (1842-1917) /
José Eugenio Montoya (1860-1922) /
Julián Rubiano (1855-1925)   
Francisco Antonio Zea
ca. 1880
Óleo sobre tela
64,5 x 51,4 cm
Reg. 247

...

Programa Pieza del mes 2013 
Hace 190 años el Museo Nacional alimenta una colección de piezas, en su mayoría donaciones, que tienen los más diversos orígenes. Muchas de ellas son estudiadas, reconocidas y amadas por los visitantes, de otras tenemos poca información. Este año, el programa de la Pieza del Mes servirá como pretexto para continuar indagando sobre el origen de estas colecciones y celebrará los 190 años de un gran museo que pertenece a todos los colombianos. 

_________

Francisco Antonio Zea, naturalista botánico y diplomático, nace en Medellín en 1769 a finales del periodo de la Colonia española. Zea forma parte de la generación de jóvenes españoles nacidos en América cuyo espíritu fue forjado bajo la influencia de la Ilustración europea que acordaba prioridad a las ciencias y a los saberes prácticos con el fin de contribuir al desarrollo, al progreso y a la felicidad del pueblo. Entre 1791 y 1795, Zea fue miembro de la Real Expedición Botánica de José Celestino Mutis (1732-1808). Implicado en el escándalo político de la traducción y publicación de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, por Antonio Nariño (1765-1823), Zea es exiliado hacia Europa en 1795. Resuelto el proceso criminal que pesaba en su contra, perfecciona su formación académica en Cadiz y llega a ocupar cargos importantes en instituciones científicas y políticas de la metrópoli, entre ellos la dirección del Real Jardín Botánico de Madrid (1804-1807). Luego de la invasión napoleónica a España así como de los movimientos revolucionarios de los territorios españoles de ultramar, Zea vuelve a América y se compromete con la causa de la Independencia.

Francisco Antonio Zea ocupa un rol protagónico en la historia del Museo Nacional de Colombia. Gracias a sus gestiones diplomáticas en Europa durante el periodo coyuntural de la formación de la República de Colombia (1819-1830), conocida como “Gran Colombia”, Zea negoció recursos que ayudaron a financiar la guerra de Independencia y la creación de instituciones de investigación científica y formación técnica para el País. Zea concibió así la fundación del Museo Nacional y de una Escuela de Minas. Una parte de los empréstitos obtenidos por Zea en su misión diplomática fue destinada a la contratación de personal científico, a la consecución de especímenes naturales y geológicos, instrumentos tecnológicos de punta y a la adquisición de una biblioteca científica para el Museo y la Escuela de Minas. Zea concibió también el plan del museo para Colombia como un museo de ciencias naturales, por ello los recursos humanos y técnicos conseguidos en Europa se ajustaban a este campo disciplinar. Ciencia y tecnología serían los fundamentos del desarrollo y del progreso de la nueva República. La coyuntura histórica de creación del Museo Nacional de Colombia hizo de éste un museo de historia con colecciones etnográficas, arqueológicas, de ciencias naturales y de arte. Zea falleció prematuramente en Inglaterra en 1822, antes de ver materializados los resultados de su gestión diplomática o de conocer el Museo Nacional y la Escuela de Minas, fundados en 1824.

Este retrato de Francisco Antonio Zea se incorpora a las colecciones del Museo Nacional de Colombia hacia finales del siglo XIX. Aunque se desconoce con precisión la fecha de su ingreso, el catálogo titulado Nueva Guía Descriptiva del Museo Nacional de Bogotá, formada por su actual Director el Sr. Fidel Pombo, publicado en 1886, menciona ya la presencia del retrato en el Museo. La históriografía establece que el Presidente Rafael Núñez (1825-1894) encarga desde 1882 el retrato de Zea con destino al Museo Nacional. Dicha pintura al óleo forma parte de una colección de 143 retratos de “próceres y mártires” de Colombia y Venezuela reunida por el artista y escritor Constancio Franco (1842-1917) en el marco de su libro biográfico de personajes ilustres de la patria, escrito desde 1880. Los pintores de la colección fueron Julián Rubiano (1855-1925) y José Eugenio Montoya (1860-1922) quienes junto con Constancio Franco estaban vinculados a la Escuela de Bellas Artes de Bogotá.

William Thomas Fry (grabador), Zea, Litografía sobre papel
William Thomas Fry (grabador)
Zea
Litografía sobre papel
10,4 x 8,6 cm (plancha con la efigie)
Fuente: s.a., Colombia: Being a Geographical, Statistical, Agricultural, Commercial, and Political Account of that Country, adapted for the General Reader, the Merchant, and the Colonist, t. I, vol. 2, Londres, Baldwin, Cradock y Joy, Walker & Greig de Edinburgo, 1822.

La historiografía explica que los retratos de la colección reunida por Constancio Franco fueron pintados a partir de miniaturas, grabados, óleos y fotografías. La iconografía de Francisco Antonio Zea conocida en Colombia, parte efectivamente de una litografía con su retrato. El grabador de la imagen es William Thomas Fry (1789-1843). Dicha litografía habría sido publicada en 1822, como frontispicio del volumen I del libro Colombia: Being a Geographical, Statistical, Agricultural, Commercial, and Political Account of that Country, adapted for the General Reader, the Merchant, and the Colonist. Este libro fue editado en Londres por Baldwin, Cradock y Joy, en la imprenta de Walker & Greig de Edinburgo. La historiografía coincide en señalar que fue el mismo Francisco Antonio Zea quien encargó la realización del libro durante su misión diplomática en Europa. Así, este grabado del frontispicio del volumen I, que retrata a Zea, habría sido dibujado y grabado en vida de Zea y, seguramente, la imagen del retrato tendría algún parecido con el natural.

Antonio Rodríguez (grabador), Zea, Xilografía sobre papel
Antonio Rodríguez (grabador)
Zea
Xilografía sobre papel
14,8 x 11 cm (plancha con la efigie)
Fuente: Alberto Urdaneta, Papel Periódico Ilustrado,
No. 41, Año II, 1882-1883, t. II, Bogotá, Imprenta
de Silvestre y Compañía, p. 265.

 

 

 

 

La iconografía de Zea, en particular la del grabado de William Thomas Fry, sirve de modelo para una tercera imagen: una xilografía [grabado sobre madera] publicada a finales del siglo XIX, 1882, en el Papel Periódico Ilustrado de Alberto Urdaneta (1845-1887) en Bogotá. Allí, el grabador Antonio Rodríguez (1840-1898) es el autor de la xilografía titulada “Zea”.


El retrato al óleo de Francisco Antonio Zea, concebido entre los retratos pintados por Constancio Franco Vargas, José Eugenio Montoya y  Julián Rubiano, coincide en su factura al período de publicación de la xilografía del Papel Periódico Ilustrado y para entonces ya era bien conocido en Colombia el antecedente de la litografía de William Thomas Fry del libro de Zea publicado en Londres desde 1822. El análisis y contextualización de los grabados y pintura anteriores permiten dilucidar los orígenes iconográficos del retrato de Zea.

 

 


Sección actualizada en 2013-02-28